Categorías
Inmobiliario Tendencias

¿Cuál es la mejor edad para ser agente inmobiliario?

Normalmente al atravesar el otoño de la vida es cuando a un gran número de personas busca nuevos horizontes y descubren la profesión inmobiliaria, un mundo atractivo por los horarios flexibles, jugosas comisiones y estatus social que se puede obtener; pero al tiempo, muchos de ellos al incursionar en este negocio caen en errores básicos, donde encuentran que es necesaria cierta capacitación para hacer frente a retos que se pueden atravesar.

Los casos de inmobiliarios exitosos tienen una corriente común, la mayoría de ellos llegaron al negocio inmobiliario a temprana edad, adquiriendo plenamente gran madurez respecto a las experiencias que pueden adquirir y el dominio de todas las disciplinas necesarias con años de antelación respecto a los otros inmobiliarios, esto permite tener mayor visión del panorama y la posibilidad de incursionar en el ámbito empresarial e internacional, es ahí donde se separan las vertientes entre los inmobiliarios.

Lo más recomendable para obtener la preparación adecuada y convertirse en un profesional es definir el gusto por el ámbito inmobiliario durante los estudios de preparatoria y universidad, es decir, de los 15 a los 23 años, existiendo áreas totalmente afines y recomendadas para ejercer como asesor, entre las que destacan:

  • Abogado

La licenciatura en derecho es una de las más recomendadas para los agentes inmobiliarios a causa de la constante necesidad de interactuar con actos jurídicos de todo tipo, desde escrituras públicas, proceso registral, tramites notariales, firmas de contratos, avisos de privacidad, entre muchos otros. Los abogados se destacan por contar con un perfil serio y gran facilidad de palabra, además por contar con buenas técnicas para negociar.

  • Arquitecto / Ingeniero Civil

Contar con estudios en arquitectura o en ingeniería civil es muy recomendado en el ramo inmobiliario por la constante relación que éste guarda con los inmuebles, donde es de gran ayuda conocer las características de los bienes raíz e igualmente entra en juego el tema de la valuación inmobiliaria, una disciplina necesaria y complementaria a estas dos carreras universitarias.

  • Comunicación y mercadotecnia

Otro par de licenciaturas que facilitaran la labor de un asesor inmobiliario a causa del enfoque que permiten tener, en primer lugar, se necesitan contar con técnicas adecuadas para comunicar, es fundamental además recordemos que en el negocio inmobiliario contar con la habilidad de promocionar una propiedad, ya sea mediante su colocación en páginas web o de forma verbal, es una pieza fundamental para obtener jugosas ganancias en esta profesión.

  • Psicología

La licenciatura en psicología puede suponer una amplia ventaja respecto a los otros agentes, por el constante trato humano que se necesita contar en esta profesión, además de permitir identificar puntos que faciliten las negociaciones y visualizar cuando algún punto de la operación no va por buen camino. Otra gran ventaja de los psicólogos es en lo relativo al marketing, donde pueden influir en la compra de un inmueble a causa de los conocimientos con los que cuentan.

  • Contabilidad, administración y finanzas

Los conocimientos en el área contable son bien valorados para el ejercicio en los negocios inmobiliarios a causa de la gran importancia en el pago de los impuestos por ambas partes, una parte fundamental en las operaciones inmobiliarias también lo es el tema relativo de la solvencia económica, donde los licenciados en administración pueden brindar una asesoría integran sobre el proceso en una operación inmobiliaria de acuerdo a la capacidad de pago de las personas que adquieren un crédito hipotecario, al igual en el caso de estudios en finanzas, donde es de gran ayuda la facilidad de contar con conocimientos respecto a términos muy específicos para ayudar a nuestros clientes con el entendimiento de estos.

Es muy recomendable tomar cursos de capacitación respecto a todos estos temas de interés para lograr ser un agente inmobiliario integral, suena complicado, pero no es imposible, además de todas las ventajas que se pueden obtener al contar con certificaciones y acreditaciones de estos conocimientos, un mundo lleno de posibilidades espera afuera ¡prepárate y ve a conquistar esos retos!

Categorías
Legal

Opinión: ¿Rumbo a un Código Nacional de Procedimientos Civiles?

El Derecho es una disciplina adaptada a las necesidades sociales, es decir que si una determinada conducta que no estaba prevista en alguna legislación necesita regulación, los mecanismos cuyas facultades recaen en el Poder Legislativo deberán realizar todos los esfuerzos y anteponer el interés público para lograr una armonía entre las normas y el comportamiento.

El sistema jurídico mexicano es preponderantemente influenciado por importantes corrientes de pensamiento y se ha formado una identidad a causa de esta mezcla de sociedades para devenir en un propio y único formato social con una gran riqueza cultural, pero que se ha enfrentado a una gran desigualdad a lo largo de la época moderna, de ahí han surgido importantes problemas como la delincuencia, pobreza y demás; las fuerzas políticas han enfocado los esfuerzos a ‘legislar’ y proponer soluciones desde las leyes.

Nuestro poder legislativo se ha caracterizado por la demora en cuanto a avances necesarios, es posible notar el avance en diversos sistemas jurídicos mientras que México ha quedado rezagado en la evolución social; caso concreto es la regulación del uso lúdico de la marihuana, mientras que algunos estados en E.E.U.U. ya han adoptado una postura a favor de la interacción legal con la comunidad norteamericana al igual que otras sociedades presumiblemente más desarrolladas como Canadá.

En México en el año de 2014 tuvo lugar una de las reformas más importantes respecto al Derecho Penal, donde se unificaron los Códigos de Procedimientos locales y el Federal para dar lugar a la creación de un Código único que se encargara de regular todos aquellos delitos que sean competencia de los órganos jurisdiccionales de nuestro país. El cambio fue recibido entre un ambiente de dudas e incertidumbre por el trabajo que le costaría a los expertos del Derecho Penal, dígase Jueces, Ministerios Públicos o Abogados, el adaptarse a esta nueva regulación del proceso.

Fue necesaria una capacitación exhaustiva para preparar a los órganos jurisdiccionales y d a los miembros de la Fiscalía para aprender técnicas de argumentación y litigación oral, debido al radical cambio de proceso el cual anteriormente era preponderantemente escrito y cambiando a mayormente oral, ahora más que una impecable redacción con gran entendimiento se necesita un buen dominio de la argumentación y de una gran habilidad de convencimiento para allegar al juez de los mejores argumentos y desvirtuar los del contrario.

La llegada de este Código Nacional de Procedimientos Penales ha abierto el debate sobre la posibilidad de ‘homogenizar’ los criterios de todas las materias respecto al procedimiento y la más cercana es la materia civil. Es común escuchar anécdotas de catedráticos sobre experiencias acerca de la dificultad para dominar el proceso civil en otra entidad federativa a causa de el cambio en los términos fatales respecto del procedimiento.

A criterio personal, la idea de lograr la uniformidad de los procedimientos en nuestro país es un acierto y una meta a la que debemos aspirar, ya que es común que no se haga justicia en asuntos donde preponderan los formalismos que exige la ley a la obtención de una verdad histórica. Como estudiante del Derecho, considero acertada la implementación de uniformidades en los Códigos de Procedimientos, no en los Códigos subjetivos, ya que considero que cada estado cuenta con problemáticas diferentes y las penas de un delito pueden cambiar de uno a otro, además de respetar la soberanía de las entidades federativas para ello.